sábado, 22 de agosto de 2015

Poesia entre la psicopatia.


Te escuche lejos, como un susurro. Un murmullo que nadie que nadie quiere oír. Pero yo estaba atento, hipnotizado, como atraían las sirenas a los marineros con su canto. Me arrastras. Me embrujas. ¿Eres real o un producto de mi trastornada mente? Escúchame tu ahora, aunque mis gritos sean sordos, aunque mis llantos sean mudos, perjuro que te olvidare, al igual que tú te habrás olvidado de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario