sábado, 31 de enero de 2015

2# Cartas sin dueño - Recuerdos latentes



Miro por mi ventana y veo el escenario que me guiara en la función de hoy, un día gris, gélido y anémico (como yo), acompañado del tempo acelerado de la alarma del “smartphone”  de mi vecino, la cual le lleva diciendo a grito pelado, desde hace media hora, que se despierte y afronte su jornada laboral.

Recupero costumbres…
Bolígrafo con dos soplos de tinta y cercenado a más no poder.
La mesa colonizada y plagada de papeles sin sentido.
Una taza de café a medio consumir… Y que a mi sorpresa,  aún conserva algo de su calidez latente de los minutos pasados.
Y como no… TU. Revoloteando en mi memoria y poniendo todo manga por hombro.
Mis sentimientos ya no se ponen a flor de piel.
Mi tacto ya no suplica volver acariciarte.
Mis labios ya no anhelan tus besos.
MI boca ya no desea morderte.
Yo (ya no) te quiero.
O no.
Quien sabrá.
Lo que si se cierto.
Es que cierro mis ojos y te veo más nítida que nunca.
Puedo contemplar con “claridez” aquella sonrisa contagiosa.
Mírame, desvarío tanto que hasta me invento palabras.
Pero lo que no logro difuminar es tu imagen de mi cabeza.

Cuanto me gustaría que supieras de la existencia de estos “pseudoversos” impregnados de recuerdo y olvido. Aunque por otro lado, también me aterra el que descubrieras  su presencia. Y ya no solo eso, sino todo lo que esconden detrás suyo. El que comprendieras que aun guardo nuestras últimas conversaciones y que de vez en cuando me dejo caer por ellas.  El hecho de que cojo ese atajo “más largo de lo normal”  y que misteriosamente conduce a tu portal en el cual me perdí y espero encontrarme, al igual que  un niño “chico”  no sabe dónde ha olvidado su juguete más apreciado y ansía con ganas hallar el paradero de su tesoro más amado.

¿Amor?
¿Ex-musa?
¿Condena?
¿Demencia?
¿Olvido?

Ya no sé cómo referirme a ti…
Sera que ya sobran las palabras…
Los sentimientos
Y los pensamientos.
Hacia (ti)
Dejémoslo…
En un…
Hasta nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario